Cojín de lactancia multifunción de Niimo

Nuestro Favorito:

Cojín de lactancia multifunción de Niimo

 

Los mejores cojines de lactancia

Los cojines de lactancia sirven para apoyar no solo a la madre, sino también al bebé durante una de las fases más agradables pero delicadas de la vida postnatal.

Estos cojines son un accesorio muy útil para las madres primerizas. Útil tanto en el hogar como en el exterior, fácilmente transportable, duraderos, adaptables a diversos fines además de la fase de lactancia. Los cojines de lactancia están compuestos de materiales orgánicos de calidad.

Los cojines de lactancia tienen varios usos, como su propio nombre indica está altamente indicado para el momento de alimentar al bebé, se hará de una segura más cómoda tanto para el bebé como para la madre; y además, añadirá un descanso de calidad. También, los cojines de lactancia, son usados para que el bebé descanse en una posición más cómoda y mucho más segura, ayudando así a la postura de sus articulaciones.

Los cojines de lactancia están diseñados con el propósito específico de ayudarnos a las madres a apoyar al bebé durante la alimentación, para evitar posiciones incorrectas y el consiguiente dolor de espalda, pero también se puede usar de muchas otras maneras. Sin duda, es un elemento imprescindible.

Nuestro favorito:

Hemos elegido como producto destacado: Cojín de lactancia multifunción de Niimo. Haz clic aquí para conocer los detalles de este producto.

Nombre
Imagen
Valoraciones
Opiniones
Precio
Cojín de lactancia con extra de confort Selva - de Niimo
Cojín de lactancia con extra de confort Selva - de Niimo
El cojín de lactancia más acogedor, de Theraline
El cojín de  lactancia más acogedor, de Theraline
El cojín de lactancia que protege a tu bebé - de Bamibi
El cojín de lactancia que protege a tu bebé - de Bamibi
Nuestro Favorito
Cojín de lactancia multifunción de Niimo
Cojín de lactancia multifunción de Niimo
Muy Recomendado
Cojín de lactancia para bebés y mamás KHUGS
Cojín de lactancia para bebés y mamás  KHUGS

Los cojines de lactancia se pueden dividir genéricamente en dos grupos según la forma, a lo que debemos agregar consideraciones sobre los materiales utilizados, tanto para la cubierta como para lo que concierne al relleno. Las dos formas principales de los cojines de lactancia son la forma de serpiente y la forma de rosquilla.

Cojín de lactancia multifunción de Niimo

Cojín de lactancia multifunción de Niimo

Nuestro Favorito

Elaborado con materiales 100% seguros, garantizando el bienestar y comodidad para ti y tu bebé. Este cojín de lactancia presenta la forma perfecta para el embarazo y las tomas de alimentación del pequeño; ya que su tamaño y forma están diseñados para garantizar una máxima comodidad. Añade un botón para unir las dos extremidades de este cojín para lactancia y evitar así, que el niño se deslice hacia dentro, esto aporta a tu bebé una mayor estabilidad y con ello, logrará sentirse seguro, tanto como en los brazos de mamá.

Este cojín de lactancia te garantiza unos meses de embarazo cómodos, te ayudará a descansar mejor y en una postura más correcta. Su relleno es de fibra de silicio 100% y su funda es 100% algodón ofreciendo así una máxima suavidad y cuidado de la piel del bebé. Su funda es fácilmente extraíble para que puedas lavarla. Permite el lavado a máquina. Sin duda, este es un cojín de lactancia ligero, hipoalergénico, suave y antiácaros.

VER OFERTAS EN AMAZON
Cojín de lactancia para bebés y mamás  KHUGS

Cojín de lactancia para bebés y mamás KHUGS

Muy Recomendado

Almohada multifuncional para los meses de embarazo y los primeros meses de lactancia de tu bebé. Este cojín de lactancia mejora la calidad del sueño, gracias a la cantidad de escamas de fibras de silicio que incluye su relleno, lo que proporciona una postura óptima para piernas y espalda. Presenta un enganche en ambos extremos que permiten cerrar el cojín de lactancia para hacer que la toma de pecho y el posterior descanso del bebé sea mucho más cómodo y placentero. 

Este cojín de lactancia incluye cordones de seguridad para garantizar su uso y el descanso de tu bebé. Sin duda, este es un cojín de lactancia muy completo, en los meses de embarazo te ayudará a adquirir buenas posturas de descanso y mientras duermes para que ningún músculo ni articulación sufra dolores; y, meses más tarde, te ayudará a alimentar de manera divertida y delicada a tu bebé y garantizará también su descanso, ya que podrá usarse también de para golpes o tope de colchón.

VER OFERTAS EN AMAZON
Cojín de lactancia con extra de confort Selva - de Niimo

Cojín de lactancia con extra de confort Selva - de Niimo

Buena Opción

Esta almohada de Niimo te permite combinar la lactancia con tu descanso, y lo hace de una manera única y cuidadosa. Gracias a este cojín de lactancia tu bebé se sentirá como en un abrazo suave y delicado durante sus tiempos de alimentación, así como en su sueño y descanso. Se trata de un cojín multifunción, ayudando a optimizar el descanso tanto de mamá como del bebé.

Además, Niimo ha pensando en todo; y como sabemos que no podrás decantarte por un solo diseño, este modelo de cojín de lactancia permite el intercambio de fundas de calidad, 100% algodón, con varios estampados y colores,. Su relleno es 100% poliéster siliconado, lo que hace que mantenga su suavidad durante toda la vida útil del cojín de lactancia. Sin duda es una opción acertada para tu bebé y, también, para tu tranquilidad, ya que es antialérgico, antiácaros, y tan suave que cuidará con delicadeza la piel de tu bebé.

VER OFERTAS EN AMAZON
El cojín de  lactancia más acogedor, de Theraline

El cojín de lactancia más acogedor, de Theraline

Buena Opción

Este cojín de lactancia presenta una forma curvada que hace fácil, además del proceso de lactancia de tu bebé, tus últimos meses de embarazo; te ayudará a dormir mejor y a adoptar las posturas más cómodas para que tus articulaciones descansen debidamente. Este cojín de lactancia presenta múltiples beneficios tanto para la salud de tu bebé, como para la tuya propia. Las tomas serán más fáciles y seguras y, además, este cojín sirve incluso para tope de cuna y asegurar que tu bebé esté protegido en cada momento.

Presenta una cremallera que separa la funda del relleno, para garantizarte un fácil lavado y el mantenimiento higiénico. La funda de este cojín de lactancia en 100% de algodón, lo que cuidará la piel de tu bebé. Además, su relleno es de poliestireno lo que te permitirá también su fácil lavado a máquina. Sin duda, este cojín de lactancia te hará más fácil los primeros meses de vida de tu bebé, y te asegurará que esté protegido ante posibles golpes en su descanso.

VER OFERTAS EN AMAZON
El cojín de lactancia que protege a tu bebé - de Bamibi

El cojín de lactancia que protege a tu bebé - de Bamibi

Buena Opción

Este cojín de Bamibi es multifunción, ya que presenta varios usos, tanto para mamá como para el recién nacido. Durante el embarazo, este magnifico cojín de lactancia, te ayudará a dormir más cómodamente, para reducir los dolores que puedan presentarse en tu cuerpo durante los meses de embarazo. Tras dar a luz, este cojín de lactancia será ideal para acomodar a tu bebé y realizar sus tomas diarias de leche, incluso podrás dejarlo acostado para dormir y así, optimizar su descanso.

Presenta dos broches de cierre en cada uno de sus extremos, lo que hará que puedas unirlos y crear una forma de rosco para que tu bebé se sienta acogido y seguro, respaldado por las paredes de este cojín. Además, la funda de este cojín de lactancia es 100% de algodón, lo que añade un cuidado extra a la piel de tu bebé. Y para ti, resultará fácil de lavar, bastará con meterla a la lavadora a pocos grados.

VER OFERTAS EN AMAZON

Existen varios modelos de cojines de lactancia, por lo que antes de comprar uno es importante conocer las diferencias.

Muchas mamás se preguntan si estas almohadas son para ellas o están diseñadas para los más pequeños de la casa. La respuesta es que, en realidad, su propósito es doble. Utilizados durante la lactancia, pueden ser tanto un apoyo para el bebé como un soporte para la espalda de las madres. Estos cojines de lactancia permiten que tu esfuerzo sea mínimo.

También se pueden utilizar muchos modelos durante el embarazo para que puedas adoptar la postura más adecuada para una gestación correcta, y mucho más cómoda para asegurar, entre otras cosas, un buen sueño nocturno. Al comparar los precios, verás que hay incluso almohadas con un inserto rígido que te permitirá atarlas alrededor de tu bebé para protegerlo mientras duerme.

Los materiales son importantes

Una mujer embarazada y su bebé tienen muchas cosas en común, incluyendo el hecho de que ambos son frágiles, uno por el esfuerzo y el otro porque es una criatura que todavía tiene que acostumbrarse al mundo que la rodea.

Por esta razón, los objetos cotidianos con los que el cuerpo de ambos entra en contacto frecuentemente, en primer lugar la almohada que se utiliza durante la lactancia, debe estar hecha de materiales especiales. La suavidad del tejido es el primer requisito, porque una textura demasiado áspera podría causar abrasiones o irritaciones, especialmente en la delicada piel de un recién nacido.

El otro aspecto fundamental en los cojines de lactancia es la ausencia de productos químicos que puedan ser tóxicos o causar alergias. Sin duda, el precio no es importante cuando la salud de su bebé está en juego. 

Diversidad de funciones

Es cierto que un simple cojín de nuestro sofá puede ayudarle a conseguir una posición más relajante. Pero, debemos tener en cuenta que un objeto diseñado específicamente para un propósito concreto, como son los cojines de lactancia tienen características especiales que maximizan el efecto relajante.

De hecho, existen en el mercado una gran variedad de modelos modulares y articulados, diseñados para soportar una parte diferente del cuerpo con cada elemento. 

¿Son útiles los cojines de lactancia?

La respuesta es sí. Es muy útil para cada futura madre tener un buen cojín de lactancia disponible para vivir este momento particularmente significativo con mayor comodidad.

Los cojines de lactancia le permiten reducir la tensión en los músculos y aliviar el dolor de espalda; una de las principales molestias que afecta la calidad de vida de las nuevas madres durante la alimentación. Es un problema muy común tanto antes como después del parto, y afecta aproximadamente al 50-80% de las mujeres, que se quejan de dolor, especialmente en el área lumbar.

Si estás amamantando y sufres de dolor de espalda, podrás encontrar alivio al usar una almohada especialmente diseñada para soportar el peso de su bebé. Los cojines de lactancia también tiene la ventaja de permitir que el bebé adopte una posición correcta durante la alimentación, lo que le permite adherirse más fácilmente al seno.

¿Cómo usar un buen cojín de lactancia?

La intimidad y la dulzura es lo que se experimenta durante la lactancia. Piensa en la postura, tanto de la nueva madre como del bebé, o en la delicadeza con la que tratar al abdomen después de una cesárea. Los cojines de lactancia son algo indispensable en cada hogar con recién nacidos, ya que te ayuda a hacer este momento más cómodo, especialmente en la primera fase, cuando se necesita hacer más alimentaciones al día. Los padres también pueden encontrar beneficios usando un cojín de lactancia.

Debemos tener en cuenta, junto con otros aspectos, que no todos los modelos son iguales, de lo que se deduce que el uso correcto puede variar considerablemente.

Teniendo en cuenta las almohadas más clásicas, los cojines de lactancia tienen una forma circular y es preferible que no sean demasiado suaves, también debemos tener muy en cuenta, que los materiales sean seguros y cómodos para el niño.

El cojín de lactancia se puede colocar delante del amamantador, con el bebé tumbado y la cabeza hacia el pecho. Otra opción es envolver la zona lumbar de la madre con el cojín de lactancia, pero asegúrese de que se coloca en las piernas.

A veces es preferible amamantar mientras se está tumbado, en casos como este, el cojín de lactancia puede colocarse a un lado y creará una barrera cómoda y segura para el bebé, asegurándose de que su cuerpo se adhiere bien al de la madre.

A medida que el bebé recién nacido crece, y ya puede mantener la cabeza levantada, el cojín de lactancia sigue siendo útil porque ayuda a sostener al bebé, de modo que su peso resta esfuerzo sobre su espalda.

¿Podemos utilizar el cojín de lactancia para dormir al bebé?

Una almohada de lactancia le ayudará a sostener al bebé cuando amamanta, lo que lo hará mucho más cómodo y menos cansado. Los cojines de lactancia también son un termorregulador natural: en invierno mantienen un calor saludable, mientras que en verano mantienen el cuerpo fresco al evitar los sudores nocturnos desagradables.

En primer lugar, es bueno no confundir los cojines de embarazo y lactancia. Los primeros normalmente tienen una forma de “serpiente” y un acolchado más suave y versátil en uso .

Son muy útiles durante la gestación, para garantizar una sesión cómoda para la madre y, en algunos casos, también pueden ser adecuados para la lactancia. Sin embargo, su función principal es facilitar el descanso de la madre y ayudarla a encontrar la posición ideal durante el sueño, evitando pasar la noche en la cama.

Los cojines de lactancia tienen la forma de una U, que es la más adecuada para la fase de lactancia, pero también pueden actuar como soporte lumbar cuando estás sentada. Estos cojines son perfectos para los periodos de la alimentación, ya que abraza el vientre de la mujer y sostiene al bebé de manera óptima. En cuanto a los materiales, existen modelos rígidos o semirrígidos, en fibra natural o sintética.

Lo que distingue un buen cojín de lactancia de otros no tan buenos es, sin ninguna duda, el material con el que está hecho. Sería bueno evitar los cojines con materiales sintéticos, para prevenir alergias o enrojecimiento. De hecho, la piel de los niños es extremadamente sensible y necesita estar bien oxigenada. Un material sintético es menos adecuado que uno en fibras naturales, porque es menos transpirable y puede provocar alergias a uno de sus componentes. Los materiales naturales son definitivamente una mejor solución. Hay cojines de lactancia hechos de algodón, que es una excelente opción por sus características hipoalergénicas.

También es perfecto para levantarse y para soportar piernas hinchadas o dolor de espalda. Finalmente, debemos considerar si elegir un producto equipado con correas de seguridad para asegurar al niño y asegurarse de que no sufra ningún riesgo.

Cojín de lactancia para dormir a un bebé recién nacido

Apoyar al bebé durante la alimentación es solo una de las innumerables posibilidades que te ofrece un cojín de lactancia.

Si deja que el bebé duerma en su cuna, el cojín de lactancia también puede actuar como un reductor, tanto para contener al recién nacido como para que se sienta más seguro y protegido, y para evitar que se deslice debajo de las sábanas.

Para los niños muy pequeños es esencial sentirse contenido en un ambiente “apretado”, ya que la sensación es similar a la de un lugar similar al del vientre. Los cojines de lactancia son muy prácticos, especialmente en menos de seis meses, cuando los bebés aún no pueden sentarse solos, porque la almohada los contiene y los sostiene, evitando que se caigan y se lastimen.

En comparación con el capazo o el cochecito, el bebé que duerme en el cojín de lactancia tiene la ventaja de poder mirar alrededor e interactuar más con la familia, permaneciendo siempre contenido en un abrazo dulce y seguro. En los primeros meses también tiene la ventaja de mantener la cabeza del bebé ligeramente elevada para evitar la regurgitación después de la alimentación.

Si elige que el bebé duerma en el cojín de lactancia, deberá comprar una con forma de rosquilla. Coloque al bebé en el hueco del cojín, colocado en su cuna o en la cama de mamá y papá. Finalmente, cierre los cordones de seguridad para evitar que el bebé se mueva o se caiga de la almohada. Si tiene la intención de usarlo como un reductor para la cuna, asegúrese de que no sea demasiado grande para la cuna: hay cojines de lactancia de todos los tamaños, colores y diseños.

Ventajas de comprar un cojín de lactancia

El embarazo es un período muy delicado, que a menudo altera la vida de las futuras madres debido a los cambios hormonales y otras dolencias relacionadas con el embarazo.

Los cojines de lactancia sirven para facilitar la fase de lactancia a la madre, evitar el dolor por una mala postura y, al mismo tiempo, apoyar al bebé de la mejor manera posible.

Ser capaz de encontrar la posición correcta para descansar se vuelve cada vez más difícil, y es por esta razón que los cojines de lactancia son muy útiles y mejoraran tu caliad vida en estos momentos. Se puede colocar detrás de la espalda o entre las piernas. Dormir con el respaldo limita la circulación sanguínea al feto, por esta razón es útil obtener una almohada que pueda soportar el peso y promover la circulación sanguínea. Muy simple de usar, solo se necesitan unos pocos movimientos para garantizar un buen descanso para la futura madre.

La lactancia, no nos cansaremos nunca de repetirla, es uno de los momentos más importantes en la formación de la relación entre madre e hijo y, en particular durante las primeras semanas y meses, puede ocupar mucho tiempo dentro del día, tiempo que no debemos vivir con incomodidades y molestias sino que, por el contrario, debe convertirse en un momento mágico, de gran intimidad entre madre e hijo.

Y es precisamente en esta situación en la que interviene el cojín de lactancia: el bebé, al descansar sobre esta superficie cómoda, adaptable y relajante, aprenderá a encontrar la posición correcta y la madre podrá amamantar más fácilmente, pudiendo realizar otras acciones como leer un libro.

El cojín de lactancia soporta el peso del recién nacido, destinado a aumentar de semana en semana, encontrará su posición preferida y, al mismo tiempo, dada su adaptabilidad y capacidad de adaptación, permitirá a la madre encontrar la mejor posición posible para las distintas partes de su cuerpo.

El cojín de lactancia no limita su utilidad y valor al alimentar al bebé. Algunos de ellos, en particular, los modelos en forma de serpiente, pueden emplearse también durante el embarazo para ayudar a las futuras madres a dormir mejor, y tanto ellos como los que tienen forma de dona pueden acoger fácilmente, seguro y cálido, al recién nacido que dormirá después de alimentarse.