Los mejores caballetes mecánicos

Cuando hay que trabajar en los coches, hay pocas herramientas que sean útiles tanto para facilitar el trabajo como para aumentar la seguridad como los caballetes mecánicos que permiten mantener el coche levantado. Estas herramientas se encuentran comúnmente en cualquier taller mecánico o de carrocería y se utilizan para mantener el coche levantado, tal vez para pasar por debajo del vehículo sin el riesgo de que caiga sobre los que están trabajando debajo de él.

Para poder trabajar siempre en un coche con la máxima seguridad, las especificaciones de cada puesto deben ser examinadas cuidadosamente antes de una compra. Si quieres elegir los mejores caballetes mecánicos para tu coche has llegado al lugar adecuado, de hecho en esta guía encontrarás mucha información útil, consejos, las características más importantes a tener en cuenta para encontrar los soportes adecuados para el trabajo que tendrás que hacer en el vehículo.

Nombre
Imagen
Valoraciones
Opiniones
Precio
Nuestro Favorito
JOMAFA 
JOMAFA 
Nº 1 Ventas Amazon
AmazonBasics SW-STJK02
AmazonBasics SW-STJK02
Muy Recomendado
Silverline 763620
Silverline 763620
Calidad-Precio
Michelin 92417/009557
Michelin 92417/009557

¿Quién dijo que los coches modernos tienen una electrónica tan complicada que sólo un mecánico puede poner sus manos en ellos? En realidad hay muchas operaciones que puedes hacer en tu garaje, si tienes todo el equipo adecuado.

Con los mejores caballetes mecánicos para coches se puede trabajar en el vehículo manteniéndolo elevado y seguro, como lo haría un mecánico o un técnico especializado. De esta manera es fácil cambiar y rotar los neumáticos, cambiar el aceite, hacer un mantenimiento menor… sin tener que pagar la costosa mano de obra.

Un par o dos pares de soportes de buena calidad para mantener el vehículo en pie pueden hacer las reparaciones mucho más seguras y fáciles.

AmazonBasics SW-STJK02

AmazonBasics SW-STJK02

Nº 1 Ventas Amazon

Como el caballete mecánico más barato de la lista, es una muy buena opción si estás interesado en un modelo seguro, que tenga buena estabilidad, y que sea asequible. Aguantan menos peso que otros productos, con un máximo aguante de peso de unos 1.800, lo que no debería ser un problema si tienes un coche normal, ya que el peso medio de un automóvil se sitúa debajo de la cifra de las dos mil toneladas.

Cada caballete mecánico dispone de una base ancha cuadrada que genera estabilidad, asegurando así que puedas revisar los bajos del vehículo con seguridad. Aunque sea el más asequible, este modelo cuenta con muchas funciones útiles que modelos más caros no tienen. Además de ser un caballete muy versátil, que te da la oportunidad de ajustar y adaptar todo a tus necesidades, también ha incluido un trinquete con autobloqueo para mejores resultados. Con un marco de acero con revestimiento inoxidable, este producto es muy duradero.

 

VER OFERTAS EN AMAZON
Silverline 763620

Silverline 763620

Muy Recomendado

Este modelo diseñado por la conocida marca Silverline es uno de los más y mejor valorados del mercado. La empresa siempre está al día, inventando y desarrollando nuevos productos como este caballete mecánico de gran calidad, que está disponible para ti a un precio muy asequible. Muy sencillo de colocar en términos de altura (entre 285 y 420 mm), cuenta con soportes de hierro en una estructura compacta y sólida que aguanta tres toneladas (por soporte).

Es un producto tan fiable y fuerte gracias a sistemas como la acción de trinquete que te coloca la altura que necesites rápidamente. Este innovador caballete mecánico también tiene un cierre y empuñadura auxiliar para que estés completamente cómodo y seguro de su uso. Con un peso de 6,5 kg, este producto no te decepcionará, ya que también cuenta con goma en la base para una mejor estabilidad.

VER OFERTAS EN AMAZON
Michelin 92417/009557

Michelin 92417/009557

Calidad-Precio

 

Como el modelo de caballete mecánico con mejor relación calidad-precio, este producto tiene una capacidad máxima de aguante de peso de hasta dos toneladas. Su altura ronda entre los 280 a 428 cm, suficiente para subir tu vehículo e inspeccionar qué le ocurre. Su instalación y montaje es rápido, además tiene un cierre fácil con palanca y un pasador de seguridad. Al tener estas medidas protectoras, te sentirás más tranquilo sabiendo que no existe ningún riesgo.

Pero lo que más nos gusta de este caballete mecánico es su perfecta estabilidad, principalmente gracias a su diseño ergonómico: al tener la base más ancha, será más estable que otros modelos. No solo eso, sino que este modelo de dos caballetes mecánicos destaca por tener en la base una suela de goma que se ajusta mejor al suelo y evita que se mueva. 

VER OFERTAS EN AMAZON
Sumex 2202013

Sumex 2202013

Buena Opción

Además de ser muy asequible, este caballete mecánico de dos piezas puede sujetar una carga máxima de 3.000 kg cada una, con un peso total de 6 toneladas. No solo puede aguantar un volumen grande de peso de un vehículo pesado, sino que su funcionalidad y manejo también es bastante fácil e intuitivo. Está homologado para su uso tanto en Europa y en EEUU, por lo que es un producto muy demandado por su buen uso y rentabilidad inmediata. 

Su altura regulable va desde 280 a 420 cm y, al tener una base más ancha, destaca también por tener una estabilidad óptima que garantiza seguridad. Estos caballetes mecánicos resaltan por su firmeza y resultados a corto y largo plazo, ya que están hechos de materiales de gran calidad, por lo que su estructura está fabricado de acero muy resistente.

VER OFERTAS EN AMAZON
JOMAFA 

JOMAFA 

Nuestro Favorito

Este producto es uno de los que más nos ha sorprendido de la lista, ya que aunque es el caballete mecánico más económico de la lista también es el que más peso aguanta de todos los modelos mencionados en esta comparativa. Cada una de las dos piezas tiene la capacidad de aguantar un peso de tres toneladas, haciendo un total de seis toneladas: ¡fantástico si quieres levantar un vehículo pesado! 

Al tener esta ventaja, genera más seguridad pues resalta por ser extremadamente robusto y resistente, ideal si tienes que reparar piezas debajo del coche. Con una altura regulable de manera fácil y veloz, este caballete mecánico es excelente por su buena estabilidad, ya que sus pies de apoyo son super sólidos. Su mínima altura es de 260 mm, la máxima de 435 mm, y pesa casi cinco kilos.

VER OFERTAS EN AMAZON

En el momento de la compra es bueno comprobar la capacidad que es capaz de soportar, que generalmente se expresa en toneladas y siempre se refiere al soporte individual. Una buena regla general es comprar un par de soportes en los que cada uno pueda soportar individualmente el peso del coche.

El levantamiento debe hacerse en al menos dos puntos, mejor aún si es en los cuatro puntos correspondientes a las ruedas. De hecho, si levantas el coche con sólo el gato hidráulico sólo tendrías un punto de elevación, mientras que las gradas te permiten tener más puntos de contacto. Antes de comenzar cualquier tipo de trabajo, siempre es aconsejable asegurarse de que el coche está en una posición estable: sólo hay que sacudirlo un poco asentando unos cuantos golpes.

Los caballetes mecánicos de los coches son herramientas de trabajo indispensables, especialmente en los talleres mecánicos. Esto se debe a que los soportes para autos se utilizan para levantar autos con extrema facilidad y seguridad, de modo que se pueden ver todas las partes del auto que necesitan ser trabajadas. Los puestos de venta de coches también son adquiridos por aquellos que quieren realizar trabajos en su coche en total autonomía.

Los caballetes mecánicos para automóviles permiten realizar algunas operaciones necesarias para el mantenimiento, entre ellas: cambiar el aceite, cambiar las ruedas o algunas partes del automóvil que se han vuelto defectuosas. Como ya se ha mencionado, estas operaciones pueden ser realizadas tanto por técnicos especializados, como mecánicos, como por aquellos que poseen un coche y quieren trabajar en su vehículo, sin tener que pagar una costosa mano de obra.

Las gradas se venden generalmente en pares, para asegurar un levantamiento equilibrado del coche, tanto en la parte delantera como en la trasera. Las gradas están construidas con una fuerte estructura mecánica y un caballetes mecánicos ajustable.

El caballetes mecánicos debe proporcionar fuerza y equilibrio a través de los puntos de contacto con el suelo. Obviamente es necesario posicionar bien el coche en los puntos centrales, es decir, en los puntos de elevación y agarre, indicados en el folleto de instrucciones.

Para elegir los mejores caballetes mecánicos para el coche, hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones clave:

  • Calidad de la construcción: En primer lugar, si quieres elegir los mejores stands de coches, es importante considerar el material y la calidad del stand. La mayoría de los caballetes mecánicos de los coches están hechos de materiales como el acero, el hierro fundido o el aluminio. Materiales como el aluminio son sinónimo de ligereza, ya que pesan poco y no se oxidan, pero se recomienda utilizarlos en vehículos ligeros, mientras que para los vehículos más pesados se deben utilizar soportes de materiales más resistentes como el hierro fundido y el acero.
  • Peso que puede soportar: cada caballetes mecánicos tendrá un límite de peso que puede soportar, éste se calcula según varios factores como los materiales de construcción utilizados. En teoría, cada soporte debe ser evaluado para soportar tres cuartos del peso de un vehículo por sí solo. Por ejemplo, si el vehículo pesa dos toneladas, cada una de las gradas debería ser capaz de soportar un peso de una tonelada y media.
  • Calidad de la soldadura: los caballetes mecánicos se crean uniendo varias piezas de metal que se sueldan con el uso de una máquina soldadora. La soldadura, sin embargo, puede dar lugar a un punto débil si no está bien hecha y podría ceder, por lo que recomiendo que busque soportes de coches que tengan el menor número posible de puntos de soldadura.
  • Base del caballete mecánico: Otro punto importante a considerar cuando se elige el mejor caballetes mecánicos para un automóvil es la base, es decir, la parte que descansa sobre el suelo y en la que se concentra todo el peso del vehículo. Por un lado, se querría que la base fuera lo más ancha posible para tener mayor estabilidad, pero por otro lado, una base demasiado ancha podría limitar el movimiento y dificultar el movimiento debajo del vehículo. Así que está bien tener una base grande que ofrezca un excelente apoyo y seguridad, pero sin exagerar demasiado con las dimensiones.
  • Altura. Cuando hay que elegir las mejores caballetes para el coche, hay que tener en cuenta las dos alturas, de hecho si está demasiado alto el caballete en su posición de “reposo”, de modo que cuando aún no se ha estirado, puede no pasar por debajo del vehículo, aunque se haya levantado con el gato, mientras que para la altura máxima, ésta debe ser suficiente para poder pasar por debajo del vehículo y trabajar cómodamente. De hecho, una cosa es tener un soporte que se levante lo suficiente para cambiar la rueda, en este caso de hecho no servirá muy alto, pero si tienes que acostarte debajo del vehículo para hacer algún trabajo como el silenciador, entonces necesitarás una mayor altura para poder trabajar cómodamente y llegar a todas las partes que hay que desmontar y volver a montar.

¿Cuál es el caballete mecánico ideal para coches?

El puesto de automóviles es, por lo tanto, una ayuda esencial para todos aquellos a los que les gusta cuidar de su vehículo por sí mismos. En el mercado se ofrecen diferentes tipos de caballetes mecánicos: hay unos más ligeros que son ideales para cambiar neumáticos, también hay modelos más pesados que son incluso adecuados para camiones, furgonetas y autocaravanas.

¿Por qué comprar caballetes mecánicos para coches?

Los caballetes mecánicos de los coches representan un elemento fundamental de seguridad cuando tienes que trabajar debajo del coche o girar y cambiar los cuatro neumáticos. Se venden en pares y están diseñados con una estructura mecánica sólida, con soporte ajustable que se utiliza para mantener el coche en una condición estable y segura una vez levantado. Proporcionan puntos estables para evitar que el coche se caiga, así que no tienes que depender sólo del gato hidráulico.

Los caballetes mecánicos para coches están disponibles en diferentes tamaños y tipos. La diferencia más notable es la altura. Es importante elegir uno que sea lo suficientemente alto como para permitirle levantar el coche del suelo y asegurar una distribución óptima del peso. En las prioridades que guían la elección está también la calidad de los materiales y la estructura de la construcción.

Los caballetes mecánicos más robustos, aunque más caros, durarán más tiempo y con el tiempo resultarán más baratos que el modelo más barato. La gran diferencia entre un tipo y otro está en la forma, el acabado y la resistencia a la corrosión. El caballete mecánico debe tener una superficie lisa y completa, si nota algún hueco o grieta probablemente no durará mucho tiempo.

La seguridad en un caballete mecánico

Cuando se realizan trabajos mecánicos en el coche, a menudo es fácil pasar por alto los muchos peligros y escollos a la vuelta de la esquina. Si no se siguen todos los procedimientos de seguridad, puede haber graves consecuencias.

Puede resultar ligeramente herido por abrasiones y dedos aplastados o quemado si toca el motor mientras aún está caliente, pero también hay situaciones más peligrosas. No corra riesgos innecesarios cuando el coche se levante del suelo y cuando trabaje debajo del vehículo. No hace falta decirlo, pero es esencial asegurarse de que descansa bien en al menos dos puntos igualmente simétricos y permanentemente elevados.

Esto requiere un equipo robusto y profesional. Los gatos hidráulicos por sí solos pueden no ser suficientes para garantizar una base segura. Hay partes del accesorio – como el pistón – que están sujetas a un desgaste móvil y pueden debilitarse o incluso ser incapaces de soportar el peso del coche durante el tiempo que sea necesario.

La situación más crítica se produce cuando hay una fuga lenta del pistón, lo que hace que la máquina descienda lentamente. Por eso nunca es una buena idea empezar a trabajar debajo del coche cuando sólo lo levanta un gato hidráulico.

¿Qué puedes hacer entonces para levantar el coche de forma segura? La respuesta es simple: basta con insertar una base de apoyo en posiciones específicas (que se indican en el manual de instrucciones del coche), como los soportes del coche.

¿Cómo funciona un caballete mecánico?

El caballete mecánico consiste en un pistón o trinquete mecánico, contenido en otro cilindro, que se eleva a diferentes posiciones. Se bloquea con un alfiler que se introduce en el agujero correspondiente. Para asegurar la máxima estabilidad, debe tener al menos tres (preferiblemente cuatro) puntos de contacto con el suelo. Por esta razón, tres o cuatro tubos se sueldan diagonalmente al cilindro central para aliviar los pesos en el suelo. Se recomienda utilizar al menos un caballete mecánico por rueda.

Es importante tener en cuenta que hay puntos específicos en tu coche donde puedes colocar el soporte. Estos se conocen generalmente como puntos de agarre o puntos de elevación y se refuerzan para poder soportar el peso del coche. Las posiciones de apoyo a las que hay que referirse suelen estar indicadas en el manual de instrucciones.

Tipos de caballetes mecánicos

Los soportes de los coches difieren en tamaño y modelos disponibles en el mercado. La principal diferencia es, sin duda, la altura, que debe ser elegida de acuerdo con el trabajo que quieres hacer y el tipo de coche que tienes. Por supuesto, si no se trata de un trabajo de bricolaje, siempre es aconsejable comprar caballetes muy altos, para distribuir el peso de manera uniforme, pero sobre todo para poder utilizarlos en cualquier circunstancia y para cualquier coche.

Después de la altura, hay que considerar la estructura y la calidad de los materiales. Los modelos más baratos de caballetes mecánicos de coches son muy delgados, mientras que los más caros tienen un acabado mucho más robusto que, en consecuencia, garantiza una vida más larga. La alta calidad de un stand se puede ver a través de su superficie lisa y la falta de grietas. Un caballete con estas características es definitivamente resistente a la corrosión a lo largo del tiempo y por lo tanto está destinado a durar mucho tiempo.

Los soportes de los elevadores de automóviles están disponibles principalmente en dos versiones, es decir, los de apoyo y los de pareja. El par de caballetes mecánicos es mucho más cómodo porque puede ser usado para cualquier tipo de coche, incluso los más grandes y pesados. Además, con más soportes, los coches pueden elevarse en tres modos: sólo la parte trasera, sólo la delantera o todo el coche. Los soportes de apoyo, por otro lado, se venden individualmente, por lo que permiten levantar sólo un lado del coche.

Los tamaños disponibles para los soportes de los coches son más o menos los mismos. Sin embargo, para la compra, es importante tener en cuenta la altura del vehículo que tiene en su poder, a fin de no arriesgarse a cometer un error y comprar un stand demasiado grande, que puede no ser necesario o que es difícil de guardar en el garaje, en el taller o en la cochera. La altura de las gradas puede ser modulada de dos maneras diferentes:

  • El caballete mecánico de coche de cremallera, que tiene una perilla que debe ser girada según la altura que se quiera alcanzar
  • El caballete mecánico hidráulico del coche, que en su lugar tiene una simple palanca o pedal, con el que se puede ajustar bien el tamaño del soporte

Antes de llevar a cabo una intervención mecánica en su coche, es necesario comprobar que no hay peligros y trampas a la vuelta de la esquina. Los caballetes mecánicos de los coches están diseñados para prevenir cualquier tipo de accidente, aunque depende de ti asegurarte de que todo funciona bien. Cuando se levanta el coche del suelo, posiblemente con dos o más soportes, es necesario comprobar su equilibrio simplemente sacudiéndolo un poco.

El vehículo, por lo tanto, debe necesariamente apoyarse bien en dos puntos simétricos de las gradas para poder elevarse de manera estable. El levantamiento hidráulico por sí solo no es suficiente, lo que se necesita es un equipo de alta calidad y por lo tanto profesional. Es importante saber que todas las herramientas, especialmente los soportes, deben ser objeto de controles periódicos. Esto se debe a que hay algunos componentes que están más sujetos al desgaste, como el pistón. Si sólo uno de estos componentes pierde su sello y se debilita, la seguridad se ve naturalmente comprometida.

Características clave para comprar un caballete mecánico de calidad

Ahora veamos cuáles son las características más importantes a tener en cuenta para poder elegir los mejores caballetes mecánicos para coches:

  • Tipo de mecanismo de cierre: Una de las características más importantes a considerar cuando se elige el mejor caballetes mecánicos para el coche es la forma en que el soporte se ajusta y se bloquea a la altura deseada. Hay diferentes tipos de mecanismos y aquí están los más comunes: Ratchet Lock: Este sistema de bloqueo del soporte, utiliza una barra angular para mantener el soporte a la altura deseada. Este tipo de mecanismo es simple y rápido de usar, también permite pequeños ajustes en la altura. Este tipo de trinquete es muy útil en caso de terreno irregular, pero la gran desventaja es que si el mecanismo se oxida, tendrá que tirar todo el soporte si no puede limpiarlo del óxido o reemplazarlo por uno nuevo.
  • Alfiler: en este caso, el caballete mecánico tiene agujeros y cuando se alcanza la altura deseada, se inserta un alfiler en estos agujeros que lo bloquea en la posición deseada. El pasador es generalmente de acero muy resistente, pero no permite hacer pequeños ajustes como en el sistema de trinquete, lo que es útil por ejemplo si hay pisos que no son muy regulares, pero permite un caballete mecánico más seguro para vehículos pesados, por eso a menudo se prefiere usar un soporte con un pasador de acero que un trinquete, además si el pasador se oxida o se dobla se puede reemplazar fácilmente por uno nuevo sin necesidad de cambiar todo el soporte.
  • Doble cerradura: Si te gusta la comodidad del caballete mecánico de trinquete, pero no puedes prescindir de la seguridad que te da un pasador de acero, puedes optar por el soporte de trinquete con pasador. Algunos soportes de trinquete están equipados con un robusto pasador de seguridad además del clásico mecanismo de cierre. El trinquete utiliza su mecanismo como principal método de elevación, pero el pasador de bloqueo proporciona una seguridad adicional en el caso improbable de que el mecanismo de trinquete falle o deje de funcionar correctamente.

Consejos para comprar un caballete mecánico

Después de levantar el vehículo con el gato, coloque el soporte en un miembro lateral del coche, luego baje con cuidado el gato hasta que toque el soporte con el miembro lateral, teniendo cuidado de mantener el gato tenso, de modo que una vez que esté seguro de que el caballete mecánico está en un lugar seguro del vehículo, pueda bajar el gato completamente.

Si tiene que trabajar debajo del vehículo y levantarlo hacia un lado, tire del freno de mano o de la primera marcha, así evitará que el vehículo se mueva cuando ponga los soportes. Algunos caballetes tienen el punto de apoyo del coche cubierto con goma. Esto es útil tanto para evitar que el vehículo se deslice del lugar en que se encuentra como para evitar que el punto en que se coloca el soporte se dañe.

Tenga cuidado de no levantar el vehículo demasiado lejos hacia un lado o podría girar el coche de lado. Una vez que haya levantado el coche y puesto el soporte debajo, sacuda un poco el vehículo con las manos para ver si es lo suficientemente estable para trabajar debajo.

Si tiene que trabajar con caballetes que tienen que descansar con la base en una superficie irregular, asegúrese de colocarlos a la altura correcta y con la base descansando firmemente. Asegúrate de colocar el caballete mecánico para que el vehículo no se deslice hacia abajo.  Si el suelo es blando o demasiado desigual, muévalos al terreno más plano y sólido posible.